No más grasas Trans

Actualmente, los ácidos grasos trans son una substancia que ya no se considera segura. Estos ácidos se comenzaron a producir de manera industrial a fines del siglo XIX. Se producen agregando moléculas de hidrógeno a las cadenas de ácidos grasos poliinsaturados de origen vegetal. A lo largo de casi un siglo no se investigó sobre sus efectos, se consideraron equivalentes a los mismos ácidos grasos en configuración cis, que son de origen natural. Nada más lejano de la verdad. De hecho, ni siquiera son equivalentes a otros ácidos grasos trans que ocurren de manera natural en ciertos cárnicos y lácteos.

Los ácidos grasos de producción industrial (AGT) son los principales factores dietéticos relacionados con un mayor riesgo cardiovascular. Muchos productos alimenticios y bebidas procesados y ultra procesados (UPP) contienen altas cantidades de AGT y, en general, las ventas de estos productos están aumentando en un 3.1% anual en las Américas. Se han intentado enfoques voluntarios para la reformulación de productos, pero han demostrado ser ineficaces. Hasta ahora, nueve países informaron haber desarrollado alguna política relacionada con los AGT, pero pocos han implementado y / o aplicado estas medidas de manera adecuada. Los países carecen del apoyo técnico necesario para implementar las intervenciones recomendadas en el paquete de políticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (REPLACE).

En 2008, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) convocó la iniciativa de las Américas sin grasas trans que llevó a compromisos para eliminar los AGT producidos industrialmente en la Región a través de la Declaración de Río de Janeiro. En esta declaración, muchas industrias alimentarias se comprometieron voluntariamente con el objetivo, pero hasta la fecha se ha logrado poco. Como tal, es necesario replantear los caminos para lograr una América Libre de AGT adoptando el marco más amplio de prevención y control de las enfermedades no transmisibles y el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

México es uno de los mayores consumidores de productos ultra procesados en la Región de las Américas, y uno de los estados miembros de la OPS que participó en la aprobación unánime del Plan de acción para la eliminación de ácidos grasos trans de producción industrial. La situación en México presenta una oportunidad con los avances del etiquetado frontal del paquete

Participa en un FOCUS GROUP
para mejorar esta campaña